Ante una disparo de alarma, la Central de Monitoreo recibe la notificación y las imágenes o el clip de vídeo del evento en tiempo real. Al contrastar estas con la imagen o vídeo del pre-evento, el sistema y nuestros profesionales,confirmaran  si se trata de una falsa alarma o un evento real, activando el protocolo de acción más oportuno en ese mismo instante.